"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

martes, 21 de julio de 2009

Con déficit de atención, 12% de mexicanos


En México el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) se ha incrementado considerablemente en los últimos años, ya que en la actualidad lo padece 12 por ciento del total de la población, señaló la académica Gilda Rojas Fernández.

En un comunicado, la especialista de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comentó que en la década de los 50 uno de cada 10 mil niños presentaba este síndrome.

Añadió que el déficit de atención se agrava cuando se mezcla con la hiperactividad y, aunque se desconoce el origen, se ha detectado que tiene vínculos con el consumo de cigarros durante el embarazo y con algunos factores genéticos.

"Anteriormente se pensaba que las causas estaban relacionadas con la crianza del menor, pero algunos estudios han revelado que existe una correlación con el tabaquismo durante la gestación" , abundó Gilda Rojas.

Tanto el déficit de atención como la hiperactividad tienen mayor prevalencia en niños que en niñas, indicó la psicóloga.

Entre los síntomas predominantes están la falta de concentración, la actividad inmoderada y constante, la desobediencia a reglas e instrucciones, y conductas antisociales y agresivas. El TDAH no tiene cura y subsiste en la adultez cuando no se diagnostica a temprana edad.

Dijo que se puede determinar que un pequeño presenta este síndrome cuando comienza a asistir a la escuela y su comportamiento es notoriamente distinto al de sus compañeros.

En estos casos, es necesario que la familia se someta a un tratamiento clínico para auxiliarlo.

Rojas Fernández expuso que 70 por ciento de las personas que sufren TDAH y reciben cuidados adecuados y oportunos pueden interactuar de manera normal y con pocas posibilidades de crear conflictos.

Asímismo, resaltó que los pequeños que no se atienden oportunamente pueden convertirse en delincuentes, por el desajuste social y la agresividad descontrolada que manifiestan sin razón aparente.

Fuente:ElUniversal

No hay comentarios.: