"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

lunes, 17 de agosto de 2009

Medicina cuántica, remedio energético

En 1969 el profesor William C. Nelson, quien trabajó en el proyecto Apolo de la NASA, inventó Scio, máquina que equilibra la energía del organismo y que ayuda a atenuar diversas enfermedades

Suena a fantasía, pero muchos aseguran que la medicina cuántica es lo de hoy y es muy efectiva para contribuir a mejorar cualquier mal que el organismo tenga, desde una alergia hasta una enfermedad de cuidado.

¿Cómo funciona esta alternativa? Dicen los estudiosos en la materia que las enfermedades están relacionadas con el estrés y éste lo causa un trauma, golpe, bacteria, alergeno, emoción o virus, que afecta al cuerpo. Una vez dentro, se estresa y un organismo en estas condiciones no se puede defender de manera adecuada. Así que para curarse, el remedio es desestresarse y que el organismo se recupere por sus propios medios.

Hasta aquí suenan lógicos estos razonamientos y nada fuera de lo normal o de lo que ya hemos escuchado hasta el cansancio; sin embargo, el problema radica en desestresarte. La pregunta es ¿cómo se hace en medio de una vida tan ajetreada y con tantas preocupaciones? No se trata sólo de decirse a uno mismo: “calma, calma, tranquila y todo se resolverá”, al menos no en la mayoría de los casos.

Tania Briceño, terapeuta bionergética, tiene la respuesta a esta incógnita y comentó que todo está en una máquina que en 1969 inventó William C. Nelson, científico que trabajó en el proyecto Apolo de la NASA y quien se ocupó de estudiar todo lo relacionado con la medicina para combinarlo con sus conocimientos cuánticos y así crear el Scio, una máquina que ayudó a su hijo para salir del autismo.

“El Scio es una interfase conectada a una computadora. Esto va a unos electrodos que se ponen en la cabeza, en las muñecas y en los tobillos del paciente y con la ayuda de varios programas que es la medicina cuántica o las terapias bioenergéticas se le da solución a los males del usuario”, aclaró la terapeuta bioenergética Tania Briceño,.

La máquina aprovecha los propios recursos que tiene el cuerpo para reconstruirse a sí mismo.

“Se trata que tu organismo con su propia energía le dicte a la máquina qué órganos están bien y cuáles no funcionan. Checa todo, las vibraciones del cerebro, latidos del corazón y campo energético, hasta las células, neuronas y nutrientes, pasando por huesos, tambien detecta virus y todo lo hace por medio de frecuencias eléctricas”, comentó.

La terapeuta aseguró que este método es capaz de ayudar en cualquier cantidad de males, incluyendo alergias.

“Se usa para todo, desde desintoxicar el cuerpo de alcohol, drogas, personas con mala nutrición, diabetes. Si el grado es avanzado, no lo sana, pero ayuda a tener una mejor calidad de vida, además este sistema es efectivo contra el estrés y depresión”, comentó.

Es un método indoloro, el paciente no siente nada o por lo menos no se da cuenta de nada, todo son ondas electromagnéticas que el cuerpo despide y que la máquina registra y con esta lectura se traduce el mal que se tiene y se aplica un programa que también usa estas ondas para abrir los campos que están cerrados y mejorar al paciente.

Esta técnica la pueden usar todos sin restricción alguna, incluso Briceño comentó a Función que desde los bebés en el vientre de su madre hasta los abuelitos de 100 años.

“Las sesiones duran hora y media y el paciente está sentado, no puede cruzar las piernas ni los brazos para que las lecturas sean lo más acertadas. Hay gente que se duerme y es mejor, en el caso de los niños eso es lo idóneo porque se desesperan muy rápido y se quieren quitar los sensores.”

“Hay programas para los pequeños con problemas de aprendizaje, coordinación y dislexia. De hecho esta alternativa la usan los médicos generales, oncólogos, especialistas en nutrición, sicología y hasta los dentistas”, comentó.

El número de sesiones depende del grado de deterioro que exista en el paciente y los precios de cada cita van de los 600 a mil pesos.

Por:Eva Díaz Moreno
Fuente:Excelsior

1 comentario:

Lanzarote Lover dijo...

La artista multimedial Bianca Atwell está dando una serie de conferencias sobre el ADN y el sonido,la mecánica cuántica, la Resonancia Schumann y otros temas muy interesantes.
Se pueden conseguir invitaciones en

http://www.lanzarote-canarias.com/resonancia_schumann