"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

viernes, 10 de mayo de 2019

Resumen: Menopausia

EFECTOS DE LA MENOPAUSIA EN EL CUERPO

  • Mama: depósitos de grasa en ductos y glándula.
  • Hueso: pérdida ósea, riesgo de fracturas y deformidad ósea.
  • Riñón: Perdida de Ca++.
  • Composición corporal: mas grasa abdominal cintura > cadera.
  • Piel: Seca, delgada, disminución de colágena.
  • Intestino: disminución en absorción de Ca++.
  • Cerebro: Sofocos, insomnio.
  • Cardiovascular: Incrementa el colesterol, enfermedad vascular, cerebral, riesgo cardiovascular.
  • Urogenital: ausencia menstrual, resequedad vaginal, IVU.

La declinación progresiva del número de folículos ováricos y de la retroalimentación negativa en el ámbito cerebral hipotalámico lleva a cambios en el cerebro, las mamas, la masa ósea, los vasos sanguíneos y el útero, que modifican la calidad de vida de la mujer en la posmenopausia por manifestaciones de cambios de talante, sofocos, proclividad a las fracturas de muñeca y cadera, a la ateroesclerosis y sus consecuencias, así como locales de sequedad vaginal y dispareunia secundaria. Para estas pacientes existen diversas opciones de tratamiento, por ejemplo la desvenlafaxina es un termorregulador no hormonal que reduce la sintomatología vasomotora y mejora el estado de ánimo, en la mujer en la peri o posmenopausia, con o sin útero.

CEREBRO

El cerebro es sitio de acción importante de hormonar esteroides.

En el climaterio la declinación rápida de esteroides gonadales causa cambios en hipotálamo que originan síntomas vasomotores, trastornos de conducta alimentaria y descontrol de la presión arterial. Depresión ansiedad, irritabilidad y cambios de talante tienen relación con cambios en el sistema límbico.

Los efectos neuroanatómicos y neurofisiológicos de los estrógenos en el cerebro explican trastornos por su deficiencia, como el síndrome de Alzheimer.

Estudios clínicos y epidemiológicos muestran que los estrógenos mejoran la inestabilidad vasomotora y los trastornos psicológicos, tal vez por su efecto sobre el tono adrenérgico y serotoninérgico. La admiinistración de estrógenos aumenta el riesgo sanguíneo cerebeloso y cerebral total, el suministro de glucosa al cerebro y el tono colinérgico (neurotransmisión clave en el aprendizaje y la memoria).

APARATO GENITOURINARIO

La privación estrogénica y los cambios involutivos del envejecimiento se traducen en cambios:

  • Anatómicos: (el útero disminuye de volumen con predominio del cuello, el endometrio se atrofia; la vagina se adelgaza y pierde elasticidad con menor secreción; vejiga, uretra, piso pélvico pierden tono y la aponeurosis endopélvica se adelgaza).
  • Citológicos: Predominan las células basales del endocérvix sobre intermedias y superficiales.
  • Bacteriológicos: Desaparecen bacilos de Doderlein en la vagina y se establecen especies de coliformes, estreptococos, estafilococos, difteroides y Candida.
  • Fisiológicos: La vagina pierde elasticidad, se acorta y tiene ph >5.
  • Funcionales: Ocurre ardor vaginal y dispareunia, hemorragia, fisuras, prurito, vaginismo; aumento de la frecuencia urinaria, disuria, hay tendencia a la incontinencia y laxitud pélvica. En la vulva se de pierde grasa subcutánea y se adelgaza y hace escaso el vello. El vaciamiento vesical es lento e incompleto, hay nocturia y disuria, menor fuerza y calibre del chorro, goteo posmiccional, sensación de compresión pélvica y lumbar, lumbalgia.

Los estrógenos locales y sistémicos favorecen la circulación sanguínea, la distensibilidad vaginal, eliminan malestares en el coito y lo mejoran al incrementar la lubricación. También mejoran la función urinaria global.

CORAZÓN

La incidencia de enfermedad cardiovascular aumenta después de los 50 años en las mujeres, edad que coincide con la de la menopausia y es la primera causa de murete en los países desarrollados.

Las tasas de incidencia y mortalidad de ECV aumentan en función de la edad, siendo su punto de inflexión en ambos sexos alrededor de los 65-70 años.

La ECV se caracteriza por tener una etiología multifactorial.

El incremento de riesgo coronario está ligado sobre todo al aumento de factores de riesgo que aparecen con la edad. El envejecimiento, la hipertensión arterial, la dislipidemia, la diabetes, el hábito tabáquico, el sedentarismo, la obesidad y los antecedentes familiares son los factores más importantes y se potencian entre sí.

La administración de estradiol (E2) y otros agentes análogos sintéticos, provoca un incremento en la producción, particularmente de C-HDL, debido a un decremento de la lipasa endotelial hepática de apolipoproteína A1 (Apo-A1), cuya función principal es activar la lipasa de lipoproteína que favorece el transporte de colesterol y otros lípidos a diversos tejidos.

En la aterosclerosis, enfermedad estrechamente asociada con la menopausia, se inicia el depósito de material lipídico y células sanguíneas, seguido de la formación de lesiones que da lugar a la placa fibrosa, la cual da rigidez a los vasos sanguíneos.

MAMA

Sustitución progresiva del tejido mamario por grasa.

Atrofia de las unidades glandulares.

Regresión de cambios fisiológicos.

Cambios de piel y tejido conectivo que hacen flácida a la mama con descenso de su posición previa en el tórax.

La edad de mayor frecuencia del cáncer de mama coincide con la de la menopausia.

La American Cancer Society recomienda la exploración clínica y mamografía anuales a partir de los 50 años.

La mamografía de detección cada 1-2 años en mujeres de 40 a 49 y cada año después aminora la mortalidad en 14 x 10 000 mujeres.

Los estrógenos equinos conjugados disminuyen significativamente la incidencia de Ca de mama en mujeres con histerectomía previa en comparación con un placebo.

MASA ÓSEA

Inicialmente el ritmo de pérdida de la masa ósea aumenta en la perimenopausia y en los primeros años después de la menopausia, para posteriormente disminuir e igualarse al de los varones.

La osteoporosis es una enfermedad sistémica del esqueleto caracterizada por una baja masa y alteraciones de la microarquitectura del tejido óseo.

Las fracturas por fragilidad, definidas como las que resultan de una caída de la altura de una persona de pie o menor, o bien, aquellas que se presentan sin un traumatismo evidente, pueden suceder en cualquier hueso, excepto en los de la cara y los dedos.

Las complicaciones clínicas asociadas a la fractura por fragilidad u osteoporótica incluyen incremento en la morbilidad (dolor, discapacidad física, peor calidad de vida relacionada con la salud, etc), del riesgo de padecer nuevas fracturas (incluso en un corto período) y de la mortalidad.

El patrón de referencia (estándar ideal) es la densitometría dual central para la predicción de fx del cuello femoral y la columna lumbar (las más frecuentes junto con la Colles).

El intervalo entre las mediciones de DXA central para el control evolutivo de la densidad mineral ósea en pacientes sin tratamiento es como mínimo de 2 años.

No hay comentarios.: