"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

lunes, 20 de julio de 2009

Problemas genéticos detonan la perniosis

La Perniosis, conocida popularmente como sabañones, no sería producida específicamente por el frío. Especialistas indican que ciertas personas son más propensas a sufrir de las antiestéticas manchas.

Con la llegada del invierno, los cambios de temperatura y la humedad, muchas personas, especialmente mujeres, sufren de sabañones, manchas rojas en la piel que se tornan molestas, dolorosas y que generan sensación de picazón.

La docente de la Escuela de Medicina de la Universidad Andrés Bello, doctora Rosalía Coelho, indica que "la sintomatología de los sabañones consiste en una o varias manchas rojizas simétricas e inflamadas que aparecen en los dedos de pies y manos, aunque también pueden surgir en nariz u orejas".

Causas

Existen varios mitos en torno al origen de los sabañones. Según los especialistas, es un error culpar únicamente a ciertos factores externos al organismo, en especial a las bajas temperaturas o los cambios bruscos de las mismas.

"Si bien estos factores pueden acelerar o agudizar la anomalía, hay que ir un poco más a fondo para establecer la verdadera causa. Los sabañones son una alteración en la circulación motivada por problemas genéticos e incluso hormonales. Se ha detectado que las personas con este padecimiento son más sensibles al frío, por lo que un descenso en la temperatura estimula y tensa de sobremanera las terminaciones nerviosas que rodean a los vasos sanguíneos, de manera que comprimen las venas y arterias y, por tanto, impiden el adecuado flujo de sangre", comenta la dermatóloga.

Los sabañones pueden presentarse en cualquier lugar del cuerpo, pero las partes más sensibles son las extremidades.

Prevención y tratamiento

Al parecer, el problema de perniosis desaparece con la llegada de las estaciones cálidas. En el período invernal existen medidas preventivas para que las molestias sean menores.

La doctora Rosalía Coelho aconseja , en lo posible, "evitar la exposición prolongada al frío. Utilice guantes y, según el caso, un gorro para tapar las orejas y bufanda para cubrir la nariz. Nunca use calcetines o medias húmedos y, en caso de que zapatos o guantes se hayan mojado con la lluvia, deben cambiarse inmediatamente. Otra recomendación es no beber alcohol, ya que puede empeorar el problema de circulación, ni consumir tabaco, ya que la nicotina contribuye a cerrar los vasos sanguíneos".

Otras recomendaciones son no frotar las extremidades, es mejor sumergirlas en agua templada.

Nunca se rasque pese a las molestias, ya que se agravarán las lesiones y empeorará el estado de la piel.

Tenga precaución en el uso de pantalones muy ajustados, especialmente los de mezclilla, pues en los últimos años se ha observado la aparición de sabañones en glúteos.

En casos severos es siempre recomendado ver a un dermatólogo.

Fuente:ElSur

No hay comentarios.: