"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

domingo, 30 de agosto de 2009

La esquizofrenia y el factor genético

Varios centenares de pequeñas variaciones genéticas parecen ser responsables de al menos un tercio del riesgo de desarrollar una esquizofrenia, según tres estudios publicados por la revista científica británica Nature.

La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica que afecta a alrededor del uno por ciento de la población mundial. Se manifiesta por episodios agudos de psicosis que pueden incluir alucionaciones y delirios, y diversos síntomas crónicos que se traducen en trastornos afectivos, intelectuales y psicomotores. Se la considera como herediraria en al menos 70 por ciento de los casos.

Una parte de este trabajo realizado en miles de individuos sugiere también la existencia de raíces genéticas comunes en la esquizofrenia y en el trastorno maniaco-depresivo, también llamado trastorno bipolar.

El análisis de los resultados de los tres estudios, que utilizó una muestra de 8,014 casos y 19,090 sujetos que no están afectados, subraya en particular una zona del cromosoma 6, conocido por tener genes vinculados a la inmunidad y a las infecciones, y genes que intervienen en el control de la activación o la desactivación de los genes.

Esta asociación podría explicar cómo factores del entorno afectan los riesgos de desarrollar una esquizofrenia, según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH). En este sentido, el instituto señala los niños cuyas madres contrajeron la gripe durante el embarazo y que tendrían un riesgo más elevado de desarrollar la enfermedad.

"Individualmente, estas variaciones corrientes no acarrean diferencias significativas, pero acumuladas tienen un rol mayor y cuentan con por lo menos un tercio --y probablemente mucho más-- del riesgo de desarrollar la enfermedad'', comenta Shaun Purcell, del Consorcio Internacional de Esquizofrenia (CIS/ISC).

Más de 450 variaciones en la zona sospechosa del cromosoma 6 y una zona del cromosoma 22 figuran entre los lugares genéticos que muestran las asociaciones más fuertes con la esquizofrenia, según el importante trabajo.

Fuente:ElNuevoHerald

No hay comentarios.: