"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Una variación genética podría mejorar el tratamiento para la hepatitis C

La hepatitis C es una enfermedad infecciosa que afecta a casi 300 millones de personas en todo el mundo. Hasta ahora, el tratamiento consistía en una terapia combinada de interferón-alfa y ribavirin durante 48 semanas, una terapia muy agresiva y sin mucho éxito (sólo el 40-50% de los afectados mostraba mejora). Según los autores, estos nuevos trabajos pueden ayudar a optimizar el tratamiento de la enfermedad.

Los resultados de estos dos estudios, publicados hoy en la versión on line de la revista Nature Genetics, revelan que una terapia combinada con interferón-alfa e interferón-lambda podría producir un tratamiento más efectivo y destaca los beneficios potenciales del tratamiento individualizado. "Estos estudios han renovado el interés en las terapias en las que puede intervenir el interferón", apuntan los autores.

Los dos grupos de investigación, liderados por Jacob George y Masashi Mizokami, analizaron los genomas de cientos de individuos que recibían tratamiento para la hepatitis C crónica y observaron que la mejora con el tratamiento se asociaba con una variación en la región del gen IL28B. El IL28B, encargado de codificar el interferón-lambda, está implicado en la supresión de virus, incluido el de la hepatitis.

Además, los científicos han realizado otros análisis clínicos para comprobar la respuesta de otro tipo de interferón-lambda, el IL29. Cuando se produce una infección, el interferón actúa en el organismo evitando la replicación vírica en células aún sanas y, por otro lado, favoreciendo la destrucción de las células ya infectadas.

Fuente:Globedia

No hay comentarios.: