"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

sábado, 4 de agosto de 2012

Progresan en el uso de vacunas contra el cáncer de riñón

El desarrollo de vacunas terapéuticas contra el cáncer es uno de los objetivos de la biomedicina actual, pero aún se desconocen aspectos importantes de esta enfermedad como cuáles son los mejores antígenos o dianas contra las que dirigir estas terapias.

Ahora, un equipo internacional de científicos ha probado una vacuna llamada IMA901en 96 pacientes con un tipo de cáncer renal avanzado. Los resultados de estos ensayos clínicos han sido publicados en la revista Nature Medicine.

Los investigadores seleccionaron una serie de proteínas que se expresan solamente en el tumor, nunca en células sanas, y crearon una vacuna específica contra estas moléculas.

“Esta estrategia provoca una respuesta inmunológica específica contra el tumor por parte de los linfocitos T del paciente”, explica a SINC Nikola Wiegeler, miembro de la empresa Immatics Biotechnologies GmbH, que ha liderado este estudio.

Según los científicos, la ventaja de este tratamiento es que, como se dirige contra más de una proteína tumoral, activa varias poblaciones de linfocitos T. “Hemos descubierto que cuanto mayor es la respuesta inmunológica, mejor es la supervivencia de los pacientes”, matiza Wiegeler.

“La inmunoterapia ofrece la posibilidad de aumentar la esperanza de vida de los pacientes”

Desarrollo de nuevas terapias

Las terapias tradicionales, como la quimioterapia o los fármacos inhibidores de quinasas, a veces son efectivas frenando el progreso del tumor, pero no aumentando la supervivencia de los pacientes. Según Wiegler, “la inmunoterapia ofrece la posibilidad de aumentar la esperanza de vida de los pacientes”.

Sin embargo, en este trabajo no se ha comparado directamente la supervivencia de pacientes tratados con esta vacuna con enfermos que recibieran otro tratamiento. “De momento la comparamos con el registro histórico de otros pacientes. El resultado es con la vacuna viven más de un año respecto a otros tratamientos estándares –afirma Wiegler–. Ahora mismo estamos inmersos en el ensayo clínico de fase 3 donde sí se tienen pacientes controles”.

Los linfocitos T no son todos iguales

Existen varias poblaciones de células T con distintas funciones cada una. Uno de los tipos son los linfocitos T reguladores que, al contrario de lo que se persigue con esta estrategia de vacunación, disminuyen la potencia de la respuesta inmunológica.

Los autores han demostrado también que al administrar una dosis del fármaco ciclofosfamida a los pacientes se puede inhibir estos linfocitos T reguladores y provocar una respuesta inmunológica aún más potente. “Conocíamos la propiedad de este fármaco en animales pero todavía no se había utilizado en ningún estudio en humanos”, concluye Wiegler.

Referencia bibliográfica:

Walter S.; Weinschenk T.; Stenzl A.; Zdrojowy R.; Pluzanska A.; Szczylik C.; Staehler M.; Brugger W.; Dietrich P.; Mendrzyk R.; Hilf N.; Schoor O.; Fritsche J.; Mahr A.; Maurer D.; Vass V.; Trautwein C.; Lewandrowski P.; Flohr C.; Pohla H.; Stanczak J.J.; Bronte V.; Mandruzzato S.; Biedermann T.; Pawelec G.; Derhovanessian E.; Yamagishi H.; Miki T.; Hongo F.; Takaha N.; Hirakawa K.; Tanaka H.; Stevanovic S.; Frisch J.; Mayer-Mokler A.; Kirner A.; Rammensee H.; Reinhardt C.; Singh-Jasuja H. “Multipeptide immune response to cancer vaccine IMA901 after single-dose cyclophosphamide associates with longer patient survival”. Nature Medicine julio 2012. DOI: 10.1038/nm.2883

No hay comentarios.: