"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

lunes, 6 de julio de 2009

Identifican genes de la menstruación


Tal como señalan los investigadores de la Escuela de Medicina Península, en Inglaterra, se cree que estos genes están involucrados en los mecanismos reguladores del crecimiento y desarrollo humanos.

El hallazgo podría explicar también por qué la menstruación a menudo está vinculada a la estatura y peso corporal de la niña (en general las niñas que menstrúan más temprano en su vida tienden a tener menor estatura y mayor peso corporal que las que menstrúan más tarde).

Los dos nuevos genes, ubicados en los cromosomas nueve y seis, están localizados junto a los encargados de controlar el peso y la estatura, afirman los científicos en la revista Nature Genetics.

Diferencias genéticas

El estudio fue llevado a cabo con 17.510 mujeres de ocho grupos poblaciones diversos en el mundo.

Los científicos, que trabajaron conjuntamente con investigadores en Europa y Estados Unidos, dividieron a las mujeres según la edad en la que comenzaron a menstruar, entre los 9 y 17 años.

Tras analizar todo el genoma los investigadores lograron distinguir diferencias en los patrones genéticos de las mujeres.

Los resultados mostraron que una de cada 20 mujeres poseía dos copias de cada una de las variaciones genéticas vinculadas a un inicio precoz de la menstruación.

Es decir, estas mujeres menstruaron aproximadamente cuatro meses y medio antes que aquellas que no tenían copias de las variantes genéticas.

"Este estudio ofrece la primera evidencia de que las variaciones genéticas comunes influyen en el momento en el que una mujer alcanza la maduración sexual", afirma la doctora Anna Murray quien dirigió el estudio.

"Nuestros resultados también indican que existe una base genética en la asociación entre menstruación precoz y la altura y el índice de masa corporal", agrega.

Otras investigaciones en el pasado han asociado a la menarquia con problemas como depresión, agresión, delincuencia, baja autoestima y otros problemas psicológicos en las niñas.

Por eso, dicen los expertos, el estudio ofrece también información importante sobre la biología de los procesos involucrados en la pubertad y el crecimiento y sobre lo que es "normal" en el desarrollo de las niñas.

Otros trastornos

En otro estudio también publicado en la misma revista, científicos en Estados Unidos lograron identificar variaciones genéticas asociadas a la edad en que la mujer experimentará la menopausia.

Estas variaciones, dicen los investigadores, podrían también ofrecer información importante para la prevención de cáncer de mama y endometrio, osteoporosis y enfermedades cardiovasculares.

Todas éstos son trastornos que afectan a muchas mujeres en el mundo a medida que envejecen.

La menarquia y la menopausia natural son dos importantes eventos fisiológicos en la vida de una mujer.

Estudios en el pasado ya han establecido que tanto la menarquia precoz como la menopausia retrasada son factores de riesgo para el desarrollo de cáncer de mama y de endometrio.

Por otro lado, la menopausia precoz aumenta el riesgo de osteoporosis y enfermedades cardiovasculares.

Los científicos creen que ambos eventos están parcialmente controlados por la genética. Y para identificar cuáles son las variaciones que influyen en éstos, los científicos de la Escuela de Salud Pública de Harvard analizaron la información genética de 17.438 mujeres en Estados Unidos.

Los científicos identificaron 10 variantes genéticas en dos regiones cromosómicas asociadas con la edad del primer período menstrual (menarquia) y 13 variantes genéticas en cuatro regiones del cromosoma asociadas a la edad de la menopausia natural.

Los investigadores creen que el hallazgo podría ofrecer un mejor entendimiento sobre los procesos biológicos asociados a los trastornos que afectan a la mujer.

"El análisis de los factores genéticos que influyen en el momento de la menarquia y la menopausia natural podrá ofrecer información importante sobre la función reproductora normal y la prevención de enfermedades asociadas a estos dos eventos" afirma el doctor Chunyan He, uno de los autores del estudio.

No hay comentarios.: