"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

martes, 21 de julio de 2009

Polémica con el Test sanguíneo para predecir el riesgo de desarrollar Alzheimer

Un trabajo publicado en la revista 'The New England Journal of Medicine' ha vuelto a poner en un primer plano la conveniencia de hacer el test sanguíneo para vaticinar las probabilidades de desarrollar Alzheimer contra la seguridad que, hoy por hoy, el alzheimer no tiene cura y esa iformación no sería particularmente de relevancia y sí desestabilizadora.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) escogió una muestra de 162 adultos jóvenes asintomáticos, pero con alguno de sus progenitores afectados por el mal de Alzheimer. Algunos, de hecho, eran cuidadores de sus padres enfermos. Los participantes se sometieron a diversos cuestionarios que evaluaban su nivel de ansiedad, estrés, depresión o angustia a las seis semanas, a los seis meses y al año de comenzar el seguimiento.

A todos, además, se les realizó una prueba genética para determinar la presencia de una mutación en el gen ApoE4, uno de los que se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar demencia. Aproximadamente la mitad de la muestra conoció los resultados de este análisis, mientras que el resto siguió ignorando dicha información.

No hubo diferencias significativas en ambos grupos en lo referente a su estado emocional. Únicamente observaron que los individuos que resultaron negativos experimentaban una gran sensación de alivio y que los que tenían alteraciones del estado de ánimo previas al estudio eran más susceptibles de padecer un bajón pasajero cuando se sabían portadores de la mutación.

"Nuestro trabajo avala la seguridad de revelar la información genética a los familiares directos de los pacientes de Alzheimer que reclamen estos datos, a pesar de la naturaleza grave de la enfermedad y del hecho de que no hay curación y las terapias farmacológicas no ofrecen unos beneficios claros", rezan las conclusiones del trabajo.

Sin embargo, los autores de la investigación reconocen algunas limitaciones de la misma. Aparte de que la muestra no era demasiado amplia, la duración del seguimiento no basta para establecer unas conclusiones suficientemente sólidas.

Los expertos españoles coinciden en señalar que lo verdaderamente útil es evaluar el impacto de la información que reciben el paciente y sus familiares cuando el test se lleva a cabo sobre genes determinantes; los que equivalen a sufrir una patología en el 100% de los casos.

Fuente:Famma

No hay comentarios.: