"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

sábado, 12 de septiembre de 2009

Investigación genética abre nuevas posibilidades para combatir la diabetes

Científicos del Imperial College de Londres han identificado el gen que controla la manera que el cuerpo responde a la hormona de la insulina, descubrimiento, publicado en la versión digital de la revista científica Nature, que abre nuevas posibilidades a la lucha contra la diabetes mellitus.

Una variación genética de este gen podría ser la causante de la resistencia a la insulina, principal causa de la diabetes mellitus tipo 2, la variante más habitual de esta enfermedad.

Identificar esta variación permitirá encontrar nuevos y más eficaces tratamientos farmacológicos contra la dolencia.

La insulina controla cómo las células absorben la glucosa de la sangre y la utilizan para generar energía, pero en el caso de este tipo de diabetes mellitus, aunque el páncreas sigue produciendo esta hormona, no funciona de forma adecuada.

La variación del citado gen, el primero relacionado con la resistencia a la insulina, fue encontrada después de que los científicos estudiaran el ADN de más de 14 mil personas.

Identificaron miles de variaciones en el código genético asociado con la enfermedad y fueron descartándolas hasta encontrar la que prevalecía en el proceso de resistencia a la insulina. El gen llamado receptor de insulina sustrato 1 o IRS1, es el afectado con esta variación que altera la cantidad de proteína que genera la enfermedad.

El profesor Philippe Froguel, uno de los investigadores del Imperial College de Londres, afirmó: "estamos muy ilusionados con estos resultados. Es la primera evidencia genética de que un defecto en la manera en que la insulina actúa en los músculos puede influir en el padecimiento de diabetes mellitus. Al desarrollar un tratamiento, que mejore este funcionamiento, más directo y con un objetivo más claro no es necesario combinar diversos fármacos para controlar la enfermedad".

Fuente:InfoMed

No hay comentarios.: