"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

lunes, 10 de agosto de 2009

Los pelirrojos tienen menos tolerancia al dolor

Según una investigación publicada recientemente por el Journal of American Dental Association, las experiencias dolorosas cuando van al dentista son mayores y causan más ansiedad a los hombres y mujeres que tienen cabello rojo, razón por la que evitan acudir a los consultorios dentales dos veces más que quienes tienen cabello oscuro.

“Los pelirrojos son muy sensibles al dolor”, dice el doctor Daniel Sessler del Departamento de Investigación de la Clínica Cleveland de Ohio, uno de los autores del estudio.

“Ellos requieren de más anestesia general y local. Las dosis convencionales fallan. Ellos han tenido malas experiencias cuando van al dentista y, debido a esas malas experiencias, intentan evitar tratamientos de sus dientes”, añade.

El doctor Sessler, un anestesista, empezó a estudiar la sensibilidad de los pelirrojos frente al dolor luego de haber escuchado algunos comentarios de sus colegas.

“El rumor persistente dentro de la comunidad de anestesiólogos había sido que era muy difícil anestesiar a los pelirrojos. No se adormecían, tenían mucho dolor, no respondían bien a la anestesia. Si bien las leyendas urbanas no se llevan a estudios, esta era una observación que causaba gran intriga”, dice Sessler.

De manera que esto condujo a dos estudios; una investigación realizada en 2004 que demostró que las personas con cabello rojo necesitaban un 20 por ciento más de anestesia general en comparación los quienes poseen cabello rubio o castaño; y, un estudio realizado en 2005, que indicó que los pelirrojos son más sensibles al dolor térmico, y más resistentes a los efectos de la anestesia local.

Los investigadores consideran que las variantes del gen receptor melanocortin-1 juega un papel en esto. Este gen MC1R produce melanina, la misma que da su color a la piel, el cabello y los ojos.

Mientras las personas que tienen cabello rubio, castaño o negro producen melanina, aquellos que tienen cabello rojo tienen una mutación de este receptor. Producen una coloración diferente denominada pheomelanina que da como resultado las pecas, la piel muy clara y el pelo rojo. Se estima que alrededor de un 5 por ciento de personas blancas tiene estas características.

Si bien la relación entre el MC1R y la sensibilidad al dolor no ha sido comprendida del todo, los investigadores han encontrado receptores MC1R en el cerebro y se sabe que algunos de ellos influencian la sensibilidad al dolor. Los no pelirrojos también pueden tener una variante del gen MC1R.

En este estudio dental en el que participaron 144 personas, un cuarto de los no pelirrojos tenía variantes del gen MC1R. Estas personas también experimentaban alta ansiedad y evitaban ir al dentista en comparación con otros que no tenían esa variante.

Luego de que Sessler y sus colegas publicaron los primeros estudios sobre los pelirrojos y la susceptibilidad al dolor, recibieron alrededor de 100 correos electrónicos provenientes de pelirrojos que se quejaban de sus terribles experiencias con los dentistas.

La siguiente fase de esta investigación será para evaluar si los pelirrojos necesitan más anestesia para los procedimientos dentales.

Fuente:ElComercio

No hay comentarios.: